1 Minuto Huelva

Intervención pionera de vesícula biliar por ecoendoscopia en el Juan Ramón Jiménez

Constituye una alternativa para el drenaje biliar si las técnicas convencionales no son posibles o tienen riesgo elevado.

El servicio de Aparato Digestivo del Hospital Universitario Juan Ramón Jiménez, en colaboración con el de Anestesiología y Reanimación, ha realizado con éxito por primera vez en Huelva el drenaje de la vesícula biliar de un paciente guiado por ecoendoscopia. Los profesionales han empleado esta técnica avanzada para asegurar el drenaje biliar en un caso en el que otras opciones convencionales no eran posibles. Constituye un procedimiento seguro, rápido y muy eficaz, que ha permitido el alta a domicilio en menos de veinticuatro horas.

La doctora Marta Maraver, facultativo del servicio de Aparato Digestivo de este Hospital quien ha dirigido este primer caso, ha destacado “el progreso y transformación en términos de calidad que supone la incorporación de esta técnica para los pacientes de la provincia, que van a beneficiarse de un procedimiento mínimamente invasivo que resolverá problemas de salud cuya única alternativa era la cirugía o desplazarse a otros centros fuera de la provincia”. Asimismo, ha incidido en que “nuestros pacientes son el motor que nos motiva a seguir esforzándonos y mejorando para poder ofrecerles una mejor atención; ver el beneficio que les supone es la mayor satisfacción”.

Este tipo de intervencionismo consiste en la colocación de un stent metálico que comunica la vesícula o la vía biliar al tubo digestivo, permitiendo solucionar un problema obstructivo que impide el adecuado drenaje del contenido biliar, provocando al paciente infecciones graves y en ocasiones la muerte.

Suele ser necesario en obstrucciones de la vía biliar por procesos benignos, pero sobre todo en tumorales que no pueden realizarse por la vía convencional. El drenaje biliar guiado por ecoendoscopia permite resolver el cuadro obstructivo con una alta tasa de éxito, disminuyendo drásticamente los riesgos de otras técnicas o cirugías tradicionales cuando estas tienen altas probabilidades de fracasar o de complicarse o cuando existen alteraciones anatómicas que las limitan.

La patología obstructiva biliar (tumoral y no tumoral) tiene una incidencia claramente en aumento en nuestro entorno. Son muchos los factores que pueden estar detrás de este incremento, no solo relacionados con una predisposición genética, sino también con factores evitables como son una dieta rica en grasas y carnes rojas, baja en frutas y verduras, el excesivo consumo de ultraprocesados y azúcares, tóxicos como el tabaco y el alcohol o el sobrepeso y el sedentarismo.

El éxito de esta técnica se sitúa por encima del 90% y aporta grandes ventajas frente a las convencionales, como son, la considerable reducción del tiempo de ingreso hospitalario, la disminución de complicaciones tras la técnica, sin molestias para el paciente, sin necesidad de portar bolsa de drenaje y facilitando tanto la alimentación como el alta a domicilio en unas horas. Por ello, se está implantando progresivamente en diferentes hospitales de referencia de nuestra comunidad, adquiriendo un papel cada vez más importante y con mayor número de indicaciones.

Por su parte, la doctora Ana Bejarano, jefa del servicio de Aparato Digestivo del Hospital Universitario Juan Ramón Jiménez, ha destacado que “la incorporación de las últimas técnicas de intervencionismo endoscópico avanzado y mínimamente invasivo así como la formación continua de nuestros profesionales son, desde hace años, algunos de los objetivos principales de nuestro servicio. Este avance tecnológico y esta capacitación profesional supone poder ofrecer cada día una mejor asistencia a nuestros pacientes, sin olvidar el motor de motivación que supone para el equipo humano que compone el servicio, que son, sin lugar a duda, nuestra principal fortaleza”.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Comenta la noticia: