1 Minuto Huelva

La UHU data las huellas de homínidos halladas en Matalascañas con 151.100 años de antigüedad

Un equipo de la Onubense estudia las pisadas halladas en junio de 2020 en la playa onubense de El Asperillo, próxima al Parque Natural de Doñana

Un «preciso análisis» en un laboratorio de la Universidad de Huelva (UHU) ha permitido al equipo que estudia las pisadas halladas en junio de 2020 en la playa onubense de Matalascañas (El Asperillo) «fijar con exactitud la antigüedad de las mismas, despejando todas las dudas en cuanto a la datación». El estudio, que ha sido publicado en la revista científica ‘Quaternary Science Reviews’ (Elsevier), especializada en la ciencia cuaternaria, revela que esas huellas de homínidos y toda la fauna asociada (uros, elefantes, jabalíes, cérvidos, lobos y aves) encontradas en Huelva tienen una antigüedad de 151.100 años, lo que significa que los autores de las pisadas humanas fueron neandertales, y no de un linaje anterior.

Como ha resaltado el profesor Luis Miguel Cáceres, del Departamento de Ciencias de la Tierra (Facultad de Ciencias Experimentales de la UHU), y miembro del equipo de la Universidad de Huelva que trabaja en el grupo de investigación internacional que estudia las huellas encontradas en esta playa próxima al Parque Natural de Doñana, las conclusiones del estudio en el laboratorio son «de gran relevancia, puesto que se corrige una publicación previa, que atribuía el doble de antigüedad». Se refiere a la publicación de ‘Scientific Reports’ del año 2022, que concluía que la edad de las huellas era de casi 300.000 años.

El doctor Cáceres, coautor del referido artículo, afirma que este último estudio supone una «datación absoluta» del yacimiento litoral, fruto del «análisis minucioso» que han realizado dos especialistas en OSL (datación por Luminiscencia Ópticamente Estimulada), y también coautoras de la publicación, Alicia Medialdea y Miren del Val, ambas del Centro Nacional de Investigación sobre la Evolución Humana de Burgos (Cenieh).

Las dos investigadoras se trasladaron ‘in situ’ al yacimiento onubense para la toma de muestras y realizaron todo el trabajo analítico en su laboratorio, contando, de este modo, con «todas las garantías y protocolos que este complejo sistema de datación exige para alcanzar la máxima fiabilidad». El equipo de la Universidad de Huelva prestó apoyo a las especialistas del Cenieh en su trabajo de campo y, como ha detallado el investigador, «también se ha contado en la publicación con la baza de la industria lítica aparecida en el yacimiento, que ha sido estudiada por arqueólogos expertos del Museo de Huelva y de Gibraltar, y que es acorde a la datación aportada».

De esta manera, todos los miembros del equipo especialista de la UHU han participado en el trabajo previo de campo, en la localización y elección de los puntos de muestreo y en la labor de apoyo en dicha toma por parte de las especialistas del Cenieh, además del trabajo de coordinación y redacción del manuscrito publicado. El propio Luis Miguel Cáceres ha ejercido como enlace entre la editorial y el equipo de trabajo. Cáceres es responsable, además, del grupo de investigación PAI-RNM 293 (Geomorfología Ambiental y Recursos Hídricos, adherido al Campus de Excelencia Internacional del Mar, CEI-MAR) y es el que ha soportado los gastos de laboratorio de todo el proceso de datación.

Para el profesor e investigador de la Onubense, «el resultado final ha sido la consecuencia de un trabajo en equipo bien coordinado con aportación de todos los miembros y del que la UHU se puede sentir especialmente orgullosa». El equipo multidisciplinar de trabajo del yacimiento litoral de Matalascañas está conformado por especialistas de diversas materias, como la Geología, la Geomorfología, la Paleontología, la Icnología, la Arqueología del Paleolítico, Cuaternario, OSL. De todos ellos, seis investigadores pertenecen a la Universidad de Huelva.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Comenta la noticia: