1 Minuto Huelva
Image default

‘El vuelo eterno’

El vencejo común es una de las aves más fascinantes del mundo: se pasa toda la vida volando

HUELVA NATURAL

Vivimos en un momento en el que se extinguen especies todos los días, a una velocidad vertiginosa, y una de las claves en su conservación es que la gente de a pie las conozcan. Una frase muy utilizada pero no menos cierta es la que dijo una vez el famoso Jacques Cousteau: “Solo se protege lo que se ama, y solo se ama lo que se conoce”.

Esta es una de las razones por las que creo que esta sección puede ser interesante y valiosa para los onubenses; en nuestra provincia podemos encontrar una gran cantidad de biodiversidad, tanto animal como vegetal, así como una de las zonas protegidas más importantes de España, el Parque Nacional de Doñana.

Así, pienso que no hay mejor manera de inaugurar esta sección que hablando sobre el vencejo común (Apus apus). Estoy convencida de que la mayoría de los lectores habéis visto y oído a estas aves, incluso sin conocerlas ni saber de su existencia, ya que inundan el cielo de nuestros pueblos y ciudades desde abril hasta finales del verano, formando parte de nuestro paisaje estival.

El vencejo común es una de las aves más fascinantes del mundo: se pasa toda la vida volando. ¡Tal y como leéis! Realiza todas sus funciones vitales en el aire, incluso tiene la capacidad de aparearse sin tener que poner una pata en el suelo. Su aspecto es característico e inconfundible, destacando sus alas estrechas y largas, perfectas para dominar los cielos, su boca ancha con la que caza de pequeños insectos en vuelo, y sus patas poco desarrolladas, lo mínimo para poder posarse cuando sea necesario.

Solo detiene el vuelo cuando se acerca la época reproductiva, que empieza en mayo y se alarga hasta julio, en la que pone los huevos, los incuba y cría a sus polluelos. Suele construir sus nidos en oquedades de edificios, y con menor frecuencia en riscos, taludes y agujeros de árboles, como pinos y palmeras, y en su mayoría viven en colonias.

Además, Huelva (y la Península Ibérica) no es su lugar fijo de residencia, sino que son aves migratorias, lo que significa que viajan de una zona de nuestro planeta hacia otro en busca de alimento más abundante, temperaturas más agradables… Así, el vencejo común recorre miles de kilómetros desde África hasta nuestras ciudades para aprovechar las condiciones que se dan en ellas y reproducirse.

En 2021 fue elegida ave del año a través de una votación popular impulsada por la Sociedad Española de Ornitología (SEO/Birdlife), con el objetivo de poner el foco en el declive poblacional que está sufriendo la especie y en las consecuencias que esto supone para el ecosistema. Esta especie beneficia a nuestro entorno y, aunque no lo parezca, también a todos nosotros: un vencejo común puede llegar a consumir hasta cuatro kilos de insectos en un año, ofreciéndonos un servicio totalmente gratuito al ser un excelente repelente natural.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

1 comentarios

Jose angel ponce 12 de agosto de 2023 at 13:16
Muchos mas

Precioso texto , muy interesante y bien descrito por Rocio Ponce , enhorabuena por la sección.

Comenta la noticia: