1 Minuto Huelva
Image default

El patrón de pesca de Huelva retenido en Mauritania no regresa a España y se encuentra incomunicado

Llevan más de un día -tanto el abogado como la familia- sin conseguir hablar con él, y este jueves tenía que haber llegado a Sevilla, pero no ha sido así.

El patrón de pesca de Huelva retenido en Mauritania desde el pasado 14 de julio acusado de causar la muerte de cuatro marineros del país africano por una colisión con el barco pesquero de los mismos no ha regresado finalmente a España este jueves y se encuentra incomunicado, según ha indicado su abogado, Fernando Osuna.

Osuna ha lamentado que la situación con el marinero onubense es «de incomunicación» y no se sabe «si le han retenido el móvil», pero llevan «más de un día» -tanto el abogado como la familia del hombre- sin conseguir hablar con él y este jueves tenía que haber llegado a Sevilla, pero no ha sido así.

Por ello, ha manifestado que es una situación «bastante complicada» porque «nadie informa de nada», toda vez que ha explicado que la comunicación con el Consulado de España en el país africano «es muy difícil» por los «problemas» que se encuentran con las comunicaciones.

El abogado ha indicado que va a continuar con las gestiones por escrito con el Consulado «que funciona muy mal en la costa Mauritana», al tiempo que ha señalado que la armadora canaria para la que trabaja el patrón «supuestamente» había pagado la indemnización para su liberación, pero que al llamar le dicen «que por teléfono no facilitan ninguna información».

Por otra parte, ha expuesto que desplazarse hasta la zona en la que se encuentra retenido este ciudadano onubense «es casi imposible» porque «para llegar allí hay que atravesar un desierto que hay entre la costa y la capital», que son 400 kilómetros, «donde hay muchos controles del ejército y la Policía«.

AMPLIACIÓN +1MINUTO

Ya el pasado martes Osuna señaló que su cliente llegaría a Sevilla el jueves, pero matizó que eso se daría «si no había ningún contratiempo», como parece que ha sucedido finalmente, así como apuntó que cuando esté de regreso pedirá indemnizaciones «que serán muy altas» y lamentó que el sistema judicial y la policía del país africano «han funcionado muy mal» en el caso del patrón de pesca, que ha estado «sin abogado» y «sin que se le haya entregado el atestado y resto de actuaciones policiales y judiciales».

Asimismo, criticó también que «han sido nulas» las ayudas del Consulado y la Embajada de España, así como del armador canario, dueño del buque en el que se encontraba trabajando en Mauritania.

El abogado manifestó que el marinero se encontraba entonces «más animado» tras conocer que, en teoría, podrá regresar a España este jueves y recordó que lo había pasado «muy mal» y tenía «mucha ansiedad y pesadillas», al tiempo que indicó que se encontraba en una situación «de mucha inseguridad y pocas garantías«.

Asimismo, explicó que «no le han dado documentación alguna en ningún momento» sobre su situación procesal, por lo que «se desconoce» si sigue estando en situación de detención o de libertad provisional, pero sí que estaba retenido en un hotel «vigilado» después de haber estado dos días en una celda «con condiciones infrahumanas y con poca higiene, rodeado de insectos y bichos, sin comer ni beber» ni «se le daba acceso a las medicinas que tomaba», por lo que ha estado un mes «temiendo por su integridad física».

Osuna señaló que tras estar en la celda, pasó a estar encerrado y vigilado en su barco por la policía del país africano y, finalmente, pasó al hotel, donde «ha estado encerrado sin poder salir de la habitación», también bajo vigilancia policial.

El patrón de barco se encuentra retenido desde el pasado 14 de julio en una ciudad costera de Maurinatia, acusado de causar la muerte de cuatro marineros del país africano por una colisión con el barco pesquero de los mismos, algo que su abogado tachó la pasada semana como «totalmente incierto» alegando que tenía «pruebas» para «demostrar» su inocencia, ya que «los más de 20 miembros de la tripulación mantienen que no se produjo ninguna colisión con ese barquito pesquero».

Sobre las motivaciones de su detención, Osuna explicó que, según le habían informado, «parece ser que en alguna ocasión fingen o simulan una colisión que no es verdad» para «exigir a la empresa indemnizaciones para las familias de las víctimas», de forma que si la empresa del buque no indemniza «al patrón lo tienen allí detenido», por lo que «no es la primera vez que ocurre algo así».

Finalmente, señaló que el patrón onubense, que posee «mucha experiencia y horas de navegación», trabaja en un buque de pesca de 50 metros de eslora, cuya tripulación está compuesta por 26 miembros, pertenecientes a diferentes países como Marruecos, Senegal y de Mauritania.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Comenta la noticia: