1 Minuto Huelva

Las personas con movilidad reducida disfrutan de la playa con ‘Un baño sin barreras’

30 voluntarios ayudarán en este programa que ya cumple 24 años

Imagen de una usuaria de ‘Un baño sin barreras’/ ALBERTO DÍAZ-CRUZ ROJA

Un año más, las personas con movilidad reducida de Huelva podrán disfrutar de la playa con el programa ‘Un Baño Sin Barreras’ de Cruz Roja, que cumple 24 años, y cuenta con la ayuda de 30 voluntarios.

En el programa se han adscrito Aspacehu, Aspapronias, Faisem, el Centro de Personas Mayores de La Orden, la Asociación de Enfermos Renales Alcer y la Residencia de Personas Mayores de Cartaya, además de numerosas personas particulares que contactan directamente con Cruz Roja. Así, durante los meses de julio y agosto, más de 120 personas podrán «acceder y disfrutar de la playa de forma plena», como ha explicado la presidenta de Cruz Roja Huelva, Patricia Mauri.

Los voluntarios del programa prestan un servicio integral, que incluye la recogida de las personas usuarias y sus acompañantes en su domicilio, previa llamada a la ONG, y en la sede de las asociaciones adscritas, así como el transporte hasta la playa, donde les ayudan a bañarse, gracias a cuatro vehículos anfibios denominados anfibuggy, al tiempo que hacen posible que pasen una jornada de convivencia y diversión en las carpas habilitadas.

La presidenta de Cruz Roja Huelva ha explicado que «el equipo de voluntariado procede de distintas áreas asistenciales de nuestra Organización, desde técnicos sanitarios a socorristas acuáticos, pasando por educadores sociales, hasta conductores de vehículos adaptados, de vehículos de apoyo y voluntariado de acompañamiento».

En la presentación oficial, la alcaldesa de Huelva, Pilar Miranda, señaló que «el Ayuntamiento de Huelva no duda en poner recursos a disposición de Cruz Roja para garantizar el traslado de las personas de muy diversas asociaciones de atención a colectivos vulnerables», contribuyendo así a «eliminar cualquier barrera».

Por su parte, el alcalde de Cartaya, Manuel Barroso, destacaba «la apuesta del Ayuntamiento por mejorar la accesibilidad de las playas«, poniendo a disposición de Cruz Roja «toda la infraestructura y una playa totalmente accesible con pasarelas, duchas y carpas con zonas de sombra para personas con movilidad reducida y tres anfibuggys».

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Comenta la noticia: