1 Minuto Huelva
Image default

Veinte poblaciones de la Sierra de Huelva sufren ya restricciones de agua

Se han sumado a los cortes Hinojales, Rosal de la Frontera y Zufre por primera vez, y nuevamente Cañaveral de León

Continúan los problemas de abastecimiento de agua en la Sierra de Huelva, por lo que desde este fin de semana ya son 20 las poblaciones que sufren restricciones debido al descenso de las reservas por el aumento del consumo como consecuencia del calor o, en el caso de Cañaveral del León, ante la aparición de nuevos episodios de elevada turbidez en las captaciones. Así, desde el fin de semana, se han sumado a los cortes Hinojales, Rosal de la Frontera y Zufre.

Según ha indicado la empresa Giahsa, en Rosal de la Frontera se ha interrumpido el suministro de cuatro a nueve de la mañana, toda vez que la empresa ha comunicado que después de aportar agua mediante camiones cisterna se ha comenzado a recuperar los niveles en depósito pero «aún es insuficiente».

Igualmente, ante el descenso «notable» de las reservas de agua en Zufre este municipio se suma a las restricciones nocturnas, por lo que desde la pasada noche el abastecimiento se interrumpirá a la una de la madrugada y se restablecerá a las seis de la mañana.

En Hinojales se ha detectado un aumento del consumo en los últimos días, y «ante el continuado descenso de las reservas en las captaciones, aumentando incluso el nivel de turbidez», Giahsa ha considerado «necesario» implantar restricciones en el abastecimiento, de forma que el suministro se interrumpe en toda la población entre las dos de la madrugada y las ocho de la mañana.

Por su parte, también Cañaveral de León sufre nuevamente restricciones ante la aparición de nuevos episodios de elevada turbidez, por lo que hasta que «se recupere la calidad adecuada en el suministro de agua a la población, se interrumpirá el abastecimiento en todo el municipio desde las doce de la noche hasta las siete de la mañana».

Asimismo, en Cala -que ya sufría cortes de agua- se llevó a cabo una restricción adicional el pasado domingo debido al «agravamiento de la situación», con las reservas «prácticamente agotadas». Por ello, desde Gihsa han señalado que «se hacía imprescindible» realizar un corte adicional durante la tarde «para intentar recuperar un poco los niveles», por lo que toda la población quedó sin suministro entre las cuatro y las siete de la tarde, mientras que por noche se realizó el corte habitual, desde las once a las siete de la mañana.

«El municipio está en una situación límite. Es imprescindible que todos nos responsabilicemos consumiendo solo el agua que sea estrictamente necesaria», subraya la empresa pública.

De este modo, Hinojales, Zufre, Cañaveral de León y Rosal de la Frontera se han sumado a las poblaciones de Los Marines y El Repilado -aldea de Jabugo-, Cala, Santa Olalla del Cala, Mina de la Concepción, Higuera de la Sierra, Cortelazor, Jabuguillo, Las Cefiñas, Cañaveral de León, Cumbres Mayores, El Patrás, Aroche, Cueva de la Mora y Aracena.

Desde la empresa pública han rogado de nuevo «la máxima colaboración, suprimiendo los usos de agua que no sean imprescindibles» y han recordado «la importancia» de mantener en estos tiempos de sequía «unas pautas responsables en el consumo de agua».

Cabe recordar que Santa Olalla del Cala, Cala y Cumbres Mayores, vienen sufriendo desde el mes de abril restricciones en el suministro de agua en horario de madrugada, debido a la progresiva disminución de las reservas en los acuíferos.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Comenta la noticia: