1 Minuto Huelva
Image default

Recta final de las obras de la fuente de la Plaza de las Monjas

Poner en valor la figura de Colón y mejorar la accesibilidad, prioridad de la remodelación

Las obras de la fuente de la Plaza de las Monjas están avanzando a muy buen ritmo encontrándose ya en su recta final, procediéndose a colocar los últimos plintos de mármol y haciéndose las pruebas pertinentes de llenado.

Cabe señalar que mediante esta actuación municipal se pretende poner en valor la figura de Colón y, a su vez, mejorar la accesibilidad de este céntrico espacio de la ciudad. Para ello, teniendo como eje a la fuente, se han unificado elementos que anteriormente se encontraban dispersos en la encrucijada de circulación entre Gran Vía, 3 de Agosto, Vázquez López y la propia Plaza de las Monjas.

De esta forma, a partir de ahora la circulación peatonal siempre va a poder tener de referencia el monumento a Colón desde todas las calles. Asimismo, tal y como se ha indicado en esta visita, la unión de elementos ha derivado también en un cambio en la planta de la fuente, pasando a conformarse en forma de ovoide, al acompañar a la figura de Colon, transformándose todos los elementos con ángulos rectos, que han pasado a tener formas curvas, como el nuevo mundo, incluso el basamento donde se ubica Colon, haciendo además un guiño al BIC del Banco de España, que le sirve de escenario.

Por su parte, como ha expresado el arquitecto Aurelio Cazenave, “desde sus inicios este proyecto ha sido todo un reto, buscando encajar cada pieza y dar sentido a una encrucijada que termina en el corazón de la ciudad, un eje con un tránsito peatonal que va a más, con horas punta importantísimas, por lo que la idea principal era unificar este espacio dando un argumentario muy potente para el visitante que venga a Huelva”.

De esta forma, gracias a esta intervención del Consistorio, la figura monumental de Colon pasa a su hábitat natural, el agua, y además se posiciona centrado en un mapamundi a sus pies, como elemento de unión incuestionable entre el antiguo y el nuevo mundo. La prioridad ha sido por tanto hacer un posicionamiento claramente explícito para quienes acudan a contemplar esta estatua de referencia en la ciudad, que se ha convertido en animado punto de encuentro no solo para los turistas que visitan la capital, sino para los propios onubenses.

Por otra parte, hay que señalar que en esta actuación no se ha tocado el cuarto de máquinas, respetando así la parte más alta de la fuente actual. No obstante, sí se ha actualizado la maquinaria de chorros, sustituyéndola por otra más eficiente y sostenible, lo que permitirá optimizar al máximo posible tanto el gasto de agua como de energía. 

Como ya puede contemplarse también, la parte alta de la fuente desborda sobre la inferior, donde se sitúa el basamento de Colon y el mapamundi que sobresale sobre la lámina de agua. Por último, en esta zona acompañan a la figura de Colon tres difusores de agua que con su forma sirven de homenaje a la marinería onubense, a las antiguas embarcaciones que eran habituales en la Ría de Huelva.

Así, también se podrán dar a conocer los faluchos y los balandros, consideradas incluso como germen de alguna de las tres carabelas que acompañaron a Colón en el viaje que cambiaría el rumbo de la historia, un hito como el descubrimiento de América que hizo universal a Huelva.

Así, los difusores de agua replican la forma de tres velas, que terminan de configurar el concepto de este nuevo elemento ornamental de la Plaza de las Monjas, combinado con una iluminación acorde con lo proyectado.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Comenta la noticia: