1 Minuto Huelva
Image default

Nuevo ataque a la fresa onubense por el posible boicot alemán

El sector de la fresas se vuelve a poner en cuestión fuera de las fronteras españolas. La crisis llega en el mercado alemán ya que la asociación Campact, que realiza campañas a través de internet, ha instando a supermercados como Lidl o Edeka a que no vendan fresas procedentes de España ya que, según este portal, no se está garantizando un uso sostenible de los recursos acuíferos del parque nacional de Doñana.

La iniciativa, que tiene como lema ‘no al robo del agua para las fresas’ ha sido apoyada ya por 150.000 personas. Desde Alemania se aprovecha el debate enconado sobre la ampliación de terrenos de regadío en la zona, y la polémica levantada entre la Junta de Andalucía y el gobierno de España sobre dicha ley, para acusar a la industria de la fresa de extraer el agua de pozos ilegales.

La respuesta del sector ha llegado desde Interfresa que ha apelado a la «responsabilidad de las autoridades políticas y de los ciudadanos» para que actúen «con prudencia y en aras del interés general». Según ha indicado la entidad en un comunicado, esta campaña es «insidiosa y dañina» para el conjunto de la industria, ya que se comparte información que «no es cierta», porque «acusa al sector de faltas graves y de cometer acciones ilegales», y es «falso» que la industria de la fresa «esté explotando aún más el agua de fuentes ilegales del Parque Nacional de Doñana» ni «se bombean enormes cantidades de agua».

Interfresa ha matizado que en el Parque Nacional de Doñana «no hay cultivos, ni de berries ni de ningún otro tipo», ya que las fincas más cercanas a Doñana están a 35 kilómetros del espacio natural y la gran mayoría de las empresas del sector de los berries cultivan a 100 kilómetros o más de la Corona Norte.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Comenta la noticia: