1 Minuto Huelva

Gobierno de España y Junta de Andalucía cruzan acusaciones sobre la responsabilidad en el perjuicio al sector fresero por el boicot alemán

Ante esta polémica suscitada por el apoyo de 150.000 consumidores alemanes a la iniciativa de que supermercados como Lidl o Edeka no vendan fresas españolas por el daño que provocan al parque nacional de Doñana, la ministra de Transición Ecológica y vicepresidenta del gobierno de España, Teresa Ribera, ha instado al presidente de la Junta de Andalucía, Juanma Moreno, a retirar de inmediato la ley de regadíos ante la presión de los consumidores alemanes y su boicot a las fresas españolas.
Por su parte, el portavoz del Grupo Popular en el Parlamento andaluz, Toni Martín, ha acusado este miércoles al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, de «encabezar la maniobra de ataque y boicot al sector de la fresa de Huelva orquestada por grupos cercanos al PSOE europeo porque así piensa que ataca al Gobierno andaluz, cuando lo que hace es criminalizar a los agricultores andaluces».
Y la consejera de Agricultura andaluza, Carmen Crespo, ha reclamado al ministro de su mismo ramo, Luis Planas, a tener «liderazgo para anteponer los intereses del sector a los políticos» tras las críticas recibidas por el gobierno de España. Le ha demandado a Planas «que no permita la utilización desafortunada de un sector sostenible desde un punto de vista económico, social y medioambiental, como es el caso de la fresa, con otras cuestiones que nada tienen que ver con su actividad productora y exportadora».
La consejera de la Junta de Andalucía, Carmen Crespo, ha solicitado este miércoles una reunión «urgente» con las principales cadenas de distribución alemanas «en defensa» de la fresa onubense a raíz del boicot iniciado por organizaciones de consumidores en aquel país contra los frutos rojos.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Comenta la noticia: