1 Minuto Huelva

Fidel Rodríguez: «Con la cadena del Cautivo que me regaló mi abuela en la Comunión grabé mi nombre en la trabajadera»

Fidel Rodríguez: «Con la cadena del Cautivo que me regaló mi abuela en la Comunión grabé mi nombre en la trabajadera»

Este joven bombero del Parque Municipal de Huelva también cumplió la promesa que le hizo a su madre de relevarla en el Gran Poder de Isla Cristina cuando sacase la plaza.

De Isla Cristina, bombero y creyente. No hay lugar a dudas de estas tres cosas en Fidel Rodríguez Rojas. Lo transmite en lo que dice y cuando miras sus numerosos tatuajes que convierten su cuerpo en una continua leyenda en torno a sus pasiones. «No sé por qué pero desde pequeño me llamaba la atención todo lo relacionado con la Semana Santa», relata en el comienzo de su historia. Pedía a sus padres que lo llevaran a ver los pasos «en Isla Cristina, a Ayamonte y a Huelva».

En cuando tuvo edad suficiente se metió como monaguillo en su Hermandad del Cautivo, del que presume con orgullo de su impronta clásica. Y aún sin la edad permitida hizo trampas para meterse de costalero. Ese día, 20 de marzo de 2008, cuenta con emoción, «grabé en la trabajadera, con una cadena del Cautivo que me regaló mi abuela para la Comunión, mi nombre, la fecha y la leyenda ‘Hasta que Dios me dé’. Y cumplió otra promesa a su madre cuando saco la plaza de bombero y la relevó en la cofradía de la Madrugá de Isla, en el Gran Poder, «pero debajo de la trabajadera».

Su profesión también asoma también cuando «se produce alguna aglomeración y se me activa la alerta». Debajo de su paso, como del resto de pasos de Isla Cristina, se lleva un extintor. Algo que cree que debe haber en todas las cofradías «porque nunca se sabe qué puede pasar».

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Comenta la noticia: