1 Minuto Huelva

Lepe tendrá el albergue para temporeros inmigrantes «de manera inmediata» y Moguer antes de que finalice 2023

Podrán vivir en ellos más de 900 personas

El alcalde de Moguer, Gustavo Cuéllar, ha anunciado este lunes que el albergue para temporeros inmigrantes que viven en asentamientos, que tendrá una capacidad para acoger a 130 personas, estará finalizado antes de que termine este año 2023 y que a esto se añaden «distintas viviendas en la localidad que se han adquirido gracias a las ayudas de la Junta y del Gobierno Central» para «poder seguir trabajando en esos términos».

Así lo ha manifestado Cuéllar en el Foro Andaluz para la Integración de las Personas de Origen Migrante celebrado en Huelva capital, donde el alcalde de Moguer ha destacado que «es notorio que la inmigración no es un problema» ya que «en los territorios agrícolas es la solución», al tiempo que ha subrayado que «los municipios agrícolas necesitan esa simbiosis entre la inmigración, el sector público, el agrícola y el municipalismo».

«Por ello, de forma acertada se han puesto en marcha los planes para la erradicación del chabolismo y para generar espacios dignos de convivencia para estas personas que llegan en patera jugándose la vida día tras día», ha subrayado.

Asimismo, Cuéllar ha destacado la «imprescindible» colaboración «en la concienciación de la necesidad de apoyar financieramente a las localidades» con esta problemática, así como el trabajo de las asociaciones y ONG del Tercer Sector, toda vez que ha explicado que Moguer «tenía 17 asentamientos en el municipio hace doce años» y que, ahora, se ha reducido el número a tres «pasando de una población de 1.600 personas a las 300 o 400, llegando a las 500 en época agrícola».

Por su parte, el alcalde de Lepe, Juan Manuel González, ha señalado que su municipio ha realizado tres proyectos con «soluciones de habitabilidad» en el marco de su Plan de Erradicación del Chabolismo que se inició la pasada legislatura, que «acogía casi al cien por cien de las chabolas de Lepe» y que, de momento, han recibido ayudas del Gobierno Central y la Junta de Andalucía, apuntando que «de manera inmediata» está «la solución para más de 180 personas» -aunque ha preferido no dar fecha aún del inicio de su actividad-, así como tienen también «una solución de habitabilidad para unas 600 personas».

González ha recordado que su municipio es uno de los que se encuentran «muy afectados» por este tipo de problemática, toda vez que ha subrayado que si bien «no estamos en el final del camino, es verdad que ya estamos controlando esa lacra». «Estamos en el buen camino y ya se ve la luz muy cerca», ha incidido.

Asimismo, ha explicado que se han buscado también «soluciones» en las fincas agrícolas «a las que se les condonaba el Impuesto sobre Bienes Inmuebles (IBI)» y se reducía el 95% en las licencias de obra para estas soluciones de habitabilidad», así como también se reducía el IBI en una 95% en las viviendas de la localidad que establecieran contratos de arrendamiento para estas personas.

«Y si hubiera más necesidad habría que buscar más soluciones de habitabilidad de manera que se acabe con las chabolas y evitar lo que ha sucedido en el asentamiento de Palos de la Frontera, porque queremos que estas personas vivan dignamente y tengan proyectos de vida, ya que vienen aquí para aportar su trabajo y su esfuerzo».

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Comenta la noticia: