1 Minuto Huelva

La «otra realidad» del fruto rojo onubense llega a la gran pantalla

La «otra realidad» del fruto rojo onubense llega a la gran pantalla

La película explora «la vida cotidiana marcada por la pobreza, trabajo duro, falta de atención sanitaria, explotación sexual y ausencia de perspectivas de miles de trabajadores migrantes en la industria del oro rojo del sur de España».

«28 millones de personas de todo el mundo viven en condiciones laborales que hoy se consideran esclavitud moderna. Una realidad que también afecta a gran parte de los hasta 100.000 trabajadores y trabajadoras de la agroindustria en Huelva, que cada año cosecha frutos rojos por valor de mil millones de euros».

Bajo esta realidad transcurre la película documental The invisible, modern slavery in Europa del director suizo Sven Rufer (Filmerei), una producción en formato 4K largometraje, rodada íntegramente en la provincia de Huelva, y que versa sobre «las situaciones económicas sociolaborales y personales a las que se ven sometidas miles de personas migrantes trabajadoras agrícolas del sector de los frutos rojos onubenses, que sin esa mano de obra sería imposible sacar adelante cada temporada».

The invisible, modern slavery in Europa, una producción impulsada por la Fundación Internacional Rosa de Luxemburgo de Suiza, será estrenada el próximo 6 de octubre en The 18th Marbella International Film Festival.

Se trata de un trabajo documental y cinematográfico del que ha sólo ha transcendido que incluye imágenes nunca vistas hasta la fecha (algunas de ellas obtenidas -por primera vez- en el interior de las propias fincas de frutos rojos de Huelva durante las duras jornadas laborales), y que destaca tanto por el formato como por los testimonios en primera persona que «revelan una cotidianidad desconocida sobre una industria que genera más de mil millones de euros al año y exporta la mayor parte de su producción a países europeos».

Paralelamente, una doctoranda de la Universidad de Berna, investiga las condiciones laborales y las consecuencias para la salud de estas situaciones de vida precarias. Sus conversaciones con representantes de sindicatos, periodismo, política y academia muestran que «no hay soluciones simples» y que “España, la UE, los grandes distribuidores y otros especuladores, no parecen querer cambiar nada”.

En palabras del director de la película, Sven Rufer, que como suizo se considera “uno de los ganadores de la lotería mundial de nacimientos”, beneficiado por la educación gratuita, viajes por el mundo, oportunidades de desarrollo y -”si algo sale mal”- una completa red de seguridad social bien afianzada, “esta vida es la antítesis de la de mis protagonistas del Sur global que viven en la esclavitud moderna”. Con Lo invisible, Rufer pretende evidenciar que “esto no sucede en el otro lado del mundo, sino en España, país de la UE y popular destino de vacaciones. Las frutas no acaban en alguna parte, sino en nuestros supermercados y, finalmente, en mi propio plato. Para mí es una cuestión importante llevarlo a la pantalla, sensibilizar al público y dar voz a lo invisible”.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Comenta la noticia: