1 Minuto Huelva
Image default

Fertiberia sostiene que «no existe» ningún impedimento legal para ejecutar la restauración de las balsas de fosfoyesos

Por su parte, Mesa de la Ría ha denunciado el proyecto de una cantera de extracción para 750.000 toneladas de arcilla, que «irían destinadas al proyecto de enterrado de los fosfoyesos»

Fertiberia ha señalado que «dispone» de todas las autorizaciones y licencias requeridas por la legislación aplicable para ejecutar Restore 20/30, el proyecto para la restauración de las balsas de fosfoyesos de Huelva, por lo que entienden que «no existe impedimento alguno para culminar su obligación de regeneración de los terrenos en dominio público marítimo-terrestre que ocupan los apilamientos».

Así lo ha comunicado la compañía a la Audiencia Nacional en un escrito en el que, además, informa de que los trabajos preparatorios necesarios para materializar el proyecto continúan realizándose en la actualidad, según ha indicado la propia compañía en una nota de prensa.

Fertiberia ha remitido este escrito después de que el pasado mes de agosto la Abogacía del Estado, en representación del Ministerio para la Transición Ecológica y Reto Demográfico (Miteco), pidiera ante la Audiencia Nacional, que Fertiberia «no ejecute» el proyecto Restore 20/30 para la regeneración de la zona de las balsas de fosfoyesos de Huelva, «sin una nueva evaluación ambiental», ya que la administración «tiene seria dudas» sobre «la idoneidad» del mismo.

Así las cosas, Fertiberia ha explicado que el proyecto se realizó siguiendo las especificaciones del Ministerio de Medio Ambiente, que «lo declaró idóneo en el año 2016», y que su juicio técnico «ha sido ratificado durante el proceso de tramitación administrativa obteniendo la Declaración de Impacto Ambiental (DIA) favorable del Ministerio para la Transición Ecológica de 2020, el dictamen favorable del Consejo de Seguridad Nuclear, el informe de compatibilidad urbanística del Ayuntamiento de Huelva, la modificación sustancial de la Autorización Ambiental Integrada (AAI) de la Junta de Andalucía y la licencia municipal de obras de junio de 2023.

«Todos estos pronunciamientos son válidos, eficaces y vinculantes para Fertiberia, que tiene plazos específicos para iniciar su cumplimiento que van desde los seis meses hasta cuatro años», ha indicado la compañía.

AMPLIACIÓN +1MINUTO

Respecto a las dudas técnicas que se plantean en «algún estudio aislado», la compañía ha informado a la Audiencia Nacional de que «no son novedosas», sino que «son cuestiones que ya fueron planteadas, analizadas y resueltas durante la extensa tramitación administrativa a la que, durante años, se ha sometido el proyecto».

Además, la compañía ha asegurado que durante esta tramitación el proyecto «se ha ido adaptando a la vista de las observaciones realizadas por los numerosos organismos especializados que han intervenido y por las alegaciones recibidas en audiencia pública» y, finalmente, «ha recibido el beneplácito de los tres niveles administrativos -estatal, autonómico y local- que legalmente se tienen que pronunciar para iniciar su ejecución».

Por su parte, la asociación Mesa de la Ría ha denunciado la solicitud de autorización a la Junta de Andalucía de un proyecto de minería a “cielo abierto” para la extracción de arcillas en la marisma de ‘La Alquería’ es la avanzadilla de «una más que probable avalancha de negocios de canteras de extracción de arcillas y tierra vegetal, encaminados a satisfacer las necesidades de material para el proyecto de enterrado de los fosfoyesos de Fertiberia». Por tanto, se trataría de un total de más de una decena de proyectos semejantes a éste.

En este primer caso, para Mesa de la Ría resulta “alarmante el daño colateral de destrucción de espacios de altísimo valor ecológico”. En concreto, la relativa a la parcela de extracción de arcillas ‘Manolín’, que linda con la ‘la Ribera de la Nicoba’, incluida en la zona de especial conservación ‘Marismas del rio Tinto’.

 Aunque el proyecto presentado no determina el uso y destino de las 750.000 toneladas de arcillas que va extraer durante diez años, es evidente que serán destinadas al tapado de los fosfoyesos de Fertiberia, que necesita once veces más.

“El plan general de Huelva protege esta marisma”, ha declarado el arquitecto y presidente de Mesa de la Ría, Juan Manuel Buendía, por lo que “su denegación evitará en la carretera Nacional Huelva-Sevilla un tráfico anual de 8.500 camiones, lo que supone un total 17.000 pasos a nivel en la vía férrea Huelva-Sevilla, durante 10 años. Algo que no se ha evaluado, lo que podría colapsar aún más las conexiones ferroviarias con Sevilla.

«Este proyecto es la prueba palpable de la insostenibilidad del proyecto ‘Restore 20/30’ para el enterrado de los fosfoyesos autorizado a Fertiberia por la Junta de Andalucía que indudablemente afecta a un área ecológica muy superior a la superficie que ocupan las zonas arruinadas por la actividad en la concesión administrativa de las balsas».

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Comenta la noticia: