1 Minuto Huelva

Comienza la campaña de agosto para el control de mosquitos en los estuarios altos del Tinto y el Odiel

Es un tratamiento contra las larvas de los mosquitos que se va a realizar desde hoy y hasta el día 6 entre los términos municipales de Huelva, Gibraleón, Moguer y  San Juan del Puerto

Hoy ha comenzado la campaña de agosto con medios aéreos del Servicio de Control de Plagas de la Diputación de Huelva para el tratamiento contra las larvas de los mosquitos. Los vuelos, que se van a realizar desde hoy y hasta el día 6, van a proceder a la aspersión de un larvicida biológico sobre un total de 800 ha de terreno en los estuarios altos de los ríos Tinto y Odiel, entre los términos municipales de Huelva, Gibraleón, Moguer y  San Juan del Puerto.

Este trabajo es importante sobre todo con los picos de calor, en los que hay que prestar especial atención para evitar brotes importantes de mosquitos. El Servicio de fumigación con la avioneta permite llegar a zonas donde habitualmente andando no es posible acceder. Este servicio, pionero y un referente a nivel nacional, trabaja durante todo el año, si bien lo hace con más intensidad entre marzo y octubre para controlar el insecto en modo larvario y adulto.

Desde el Servicio de Control de Plagas también se está controlando tanto los mosquitos normales como los que pueden portar el virus del Nilo.

El jefe del Servicio de Control de Plagas, Francisco Cáceres, ha señalado que “con esta actuación se está realizando la aplicación aérea de un larvicida biológico de máxima garantía para proteger el medio natural en el que estamos, ya que una parte importante son espacios naturales protegidos”. Cáceres ha hecho hincapié en que, con este tratamiento, “hacemos compatible el controlar la plaga, proteger el medio y, sobre todo, la salud de los ciudadanos, sin olvidar que es un elemento muy importante de la economía de Huelva, para evitar ese impacto negativo de las plagas de mosquitos en el desarrollo turístico de la zona”.

Respecto a la campaña de este año, Cáceres ha indicado que “si bien en el ámbito urbano la sequía ha evitado que proliferen más de la cuenta las distintas especies de mosquitos, en las marismas se está actuando como todos los años, ya que las mareas son independientes de las precipitaciones y, por ello, estamos hoy aquí, para tratar la fase de mareas vivas, en la que nos encontramos actualmente”.

AMPLIACIÓN +1MINUTO

Durante la campaña de tratamientos de control, a desarrollar entre los meses de marzo a octubre, hay programadas un total de 4 fases de aplicaciones larvicidas por medios aéreos (del mes de junio a septiembre), que constituyen, por su extensión y por el valor ambiental de las zonas a tratar, «el plan más importante que se desarrolla en nuestro país para la lucha contra estos insectos», ha recordado Cáceres.

El jefe del Servicio de Control de Plagas ha indicado que “si bien el uso de biocidas constituye una parte importante de la estrategia de control de las plagas de mosquitos en la costa de Huelva, conviene recordar, no obstante, el papel cada vez más relevante que representa la gestión ambiental de las zonas de inundación mareal”.

Así, gracias a la restauración y regeneración de la red de drenaje natural (caños y esteros), que se está llevando a cabo también en estos días, “se consigue la recuperación de la funcionalidad de la misma, logrando al mismo tiempo reducir las plagas de mosquitos, incrementar la biodiversidad, y mitigar los efectos del cambio climático”, ha subrayado.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Comenta la noticia: