1 Minuto Huelva

Neurólogos del Juan Ramón aseguran que «no es posible» mantener abierta la Unidad de Ictus de Huelva por la falta de personal

Aseguran que, a pesar de que Huelva tiene la tasa más elevada de ictus de España, cuentan con la mitad de las plazas disponibles y la lista de espera para una primera valoración supera el año

Hospital Juan Ramón Jiménez de Huelva/ EP

Los neurólogos del Hospital Juan Ramón Jiménez de Huelva han emitido una carta abierta a los medios de comunicación para explicar la situación que mantiene su especialidad en este hospital, señalando que en la actualidad, la plantilla efectiva de Neurología consta de siete neurólogos, «que son la mitad de las plazas disponibles» y que «esta drástica disminución del personal facultativo durante estos dos últimos años ha hecho que la calidad de la atención sanitaria que recibe la población de Huelva se haya deteriorado sensiblemente».

Así lo indican en la misiva, firmada por dos de los especialistas del centro sanitario, José María Fernández y José Antonio Fermín, apuntando que esta situación «hace imposible tratar a la población de una forma mínimamente eficaz», así como que «a duras penas se mantiene abierta la Unidad de Ictus«, ya que «con el personal actual no es posible mantener las guardias de presencia física», lo que implica «no poder mantener abierta la unidad» y que «no sea posible» prestar «una atención física a la patología neurológica urgente».

Asimismo, han manifestado que «las consultas tienen una lista de espera interminable, esperando más de un año para una primera valoración», lo que «conlleva un inevitable retraso en diagnósticos en ocasiones con dramáticas consecuencias».

Los neurólogos han señalado que «en los últimos meses se han tenido que ir cerrando consultas monográficas» para patología especifica, como «parkinson, Alzheimer, esclerosis múltiple, o neuralgias» que «por su complejidad de manejo y seguimiento no pueden seguirse de forma adecuada en una consulta general lo que conlleva un retraso entre seis y doce meses en el seguimiento de estos pacientes», así como que «debido a la falta de neurólogos, los pacientes con migraña y neuralgias «con dolor incapacitante» se están viendo «con meses de retraso, estando condenados a vivir con dolor mientras esperan ser atendidos en una larga lista de espera».

También apuntan que pacientes que han tenido un ictus y «que están en seguimiento por estrecheces de la arterias del cuello con un riesgo muy alto de ictus y que necesitan hacerse los controles en un tiempo determinado se están haciendo con retraso», lo que «aumenta el riesgo de sufrir un nuevo ictus en estos pacientes que suele ser aún más grave» y que en las revisiones de consultas de general «hay más de 14 meses de espera«, además de que «para verse por primera vez en las consultas hay una espera de un año», lo que «impide el diagnóstico precoz de la patología neurológica».

«Esto está obligando a la población a dirigirse a la sanidad privada ante esta falta de respuesta por parte de la sanidad pública andaluza para atender su situación», manifiestan en la misiva antes de resaltar que es «una situación que es particularmente sangrante y que evidencia la falta de humanidad en el trato por parte de las instituciones que se muestran incapaces de resolver esta demanda de salud, debido a la concatenación de trabas que se les ponen a los usuarios».

AMPLIACIÓN +1MINUTO

Los especialistas del Hospital Juan Ramón Jiménez han subrayado asimismo que la Unidad de Ictus «no es solo un lugar de ingreso sino que los cuidados que allí se dan han demostrado una mejoría en estos pacientes más que ingresar en cuidados intensivos o en planta convencional» y que «por el momento se mantiene abierta con el sobreesfuerzo de los neurólogos de Huelva y por neurólogos de Sevilla que acuden a realizar las guardias», pero el verano «hace insostenible esta situación».

«Que una provincia de 524.000 habitantes con la tasa más elevada de ictus de España no tenga una unidad integral de tratamiento del ictus agudo no es admisible», ha lamentado antes de manifestado que el uso del Centro Andaluz de Teleictus (CATI) «implicaría que no hubiera neurólogo físico en el Hospital Juan Ramón Jimenez, y esto conlleva la imposibilidad de mantener abierta la unidad de Ictus».

Los sanitarios han informado, por otra parte, de que «se han contratado dos neurólogos adicionales en el hospital», pero que «realmente su actividad no la realizan por completo para la población de Huelva como el resto de los compañeros» y que «por eso no los incluyen entre los neurólogos del servicio».

«El primero realiza teleconsulta para pacientes del área sanitaria de Huelva durante el 50% de su actividad ordinaria desde el Hospital Virgen de Macarena, realizando el 50% restante enteramente en Sevilla y para la población de Sevilla, siendo pagado al cien por cien por Huelva. El segundo neurólogo, igualmente pagado al cien por cien por Huelva, hace cuatro o cinco guardias para la población de Huelva realizando el cien por cien de su actividad ordinaria en Hospital Virgen de Macarena y para la población de Sevilla».

Así, han apuntado que «en su lugar otro compañero acude dos días en semana a pasar consulta en Huelva» y que en el mes de mayo «este facultativo renunció al contrato. Es por esto por lo que en ningún momento Huelva ha contado con la incorporación real y efectiva de dos neurólogos a tiempo completo», subrayan.

En cuanto a la unidad intercentros, ha señalado que crearla «fusionándonos con otro hospital, probablemente de Sevilla, no es una solución admisible por varias razones», entre las que destacan el «agravio comparativo» que esto supone «para la población de Huelva», que «verá una vez más como pierde servicios necesarios para el cuidado de la salud de su población».

Por su parte, desde la dirección del hospital Juan Ramón Jiménez se ha indicado que la Unidad de Ictus de este centro permanece abierta las 24 horas de los 365 días y continuará estando abierta durante las vacaciones de verano de sus profesionales, a pesar de que no contar con el número de neurólogos deseable como consecuencia del grave déficit de profesionales que existe.

El Hospital cuenta con una plantilla de 13 neurólogos, de la que cual tiene cubierta un total de 9 actualmente, encontrándose una de ellas de baja temporal. Además, 2 profesionales están exentos de hacer guardias por motivos personales, según se ha indicado la dirección.

El próximo 1 de julio, aseguran, el hospital contará con un neurólogo más que se incorpora a su plantilla con contrato interino vacante, al igual que todos los contratos que ha ofertado el centro hasta el momento.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Comenta la noticia: