1 Minuto Huelva

El acusado de asesinar a puñaladas a una mujer en un asentamiento de Moguer en 2020 reconoce su culpabilidad

Se enfrenta a 25 años de cárcel. La Fiscalía lo acusa de asesinato con alevosía y ensañamiento ya que llegó a propinar a la víctima hasta 110 puñaladas en diferentes partes del cuerpo.

Imagen del acusado en el juicio/ M.R. EUROPA PRESS

El hombre natural de Mali acusado de asesinar a puñaladas a una mujer, natural de Guinea Ecuatorial, en un asentamiento de Moguer en marzo de 2020 ha reconocido los hechos ante el Tribunal del Jurado en el juicio que se celebra esta semana en la Sección Tercera de la Audiencia Provincial de Huelva y en el que se enfrenta a una petición de 25 años de cárcel por parte del Ministerio Fiscal, que lo considera culpable de asesinato con alevosía y ensañamiento, ya que llegó a propinar a la víctima hasta 110 puñaladas en diferentes partes del cuerpo.

De este modo, pese a que durante la instrucción el acusado se había acogido a su derecho a no declarar, en el juicio finalmente ha comunicado que reconocía los hechos y ser el autor de la muerte de la mujer, así como del delito de hurto del que también se le acusaba, ya que tras matarla sustrajo varios efectos propiedad de la víctima que vendió posteriormente para huir.

Por su parte, un testigo agente de la Guardia Civil, secretario de la investigación, ha explicado que tras el aviso se encontraron a la víctima «cabeza abajo», toda vez que ha precisado que a través de una hermana y una amiga de la asesinada pudieron averiguar que habían sido sustraídos algunas pertenencias, ya que «conocía todo lo que tenía», entre ellas, varios móviles y una manta.

Otros testigos apuntaron que días antes de que se descubriera el cuerpo de la víctima, varios de los habitantes del poblado realizaron una hoguera y «vieron a una persona manchada de sangre con una manta puesta». Otro testigo le comunicó a la Guardia Civil un número de teléfono que pertenecía al acusado gracias a lo que se comenzó a «investigar las conversaciones» y pudieron dar con el acusado.

En otro orden de cosas, en cuanto a las pruebas periciales, uno de los miembros de la Unidad Policial ha relatado que cuando llegaron al lugar de los hechos, se encontraron «la hoja de un cuchillo, encima de la cama y piedra con sangre en el suelo, entre una cajonera y la cama de grandes dimensiones, justo al lado del cuerpo de la víctima» que fueron enviados a investigar, toda vez que ha explicado que se encontró «una huella dactilar» en el cuchillo que fue cotejado una vez que el acusado fue detenido y se le pudo extraer una muestra de ADN y la toma de huellas.

El acusado se enfrenta a una petición inicial de condena de 25 años de cárcel por parte de la Fiscalía por un delito de asesinato con alevosía y ensañamiento, así como a la pena de tres meses de multa a razón 10 euros al día por un delito leve de hurto.

AMPLIACIÓN +1 MINUTO

El cuerpo sin vida de la mujer fue hallado la tarde del día 23 de marzo de 2020, siendo el acusado detenido en Sevilla el día 2 de junio de 2020 «tras haber huido y haber intentado sustraerse a la acción de la justicia». El investigado pasó a disposición judicial el día 5 de junio de 2020, acordando el Juzgado de Instrucción número 2 de Moguer la prisión provisional comunicada y sin fianza, prorrogada el día 10 de mayo de 2022 por auto del mismo juzgado por un tiempo de hasta dos años.

Por su parte, el escrito de acusación de la Fiscalía señala que entre el 19 y 20 de marzo de 2020 el acusado, «mayor de edad, sin antecedentes penales y en situación irregular en España», se personó en este asentamiento chabolista de Moguer y «se dirigió a la chabola en la que residía la víctima, de 29 años de edad, natural de Guinea Ecuatorial» y que «se dedicaba a ejercer la prostitución».

De este modo, «sin que conste que tuviera ningún tipo de relación, logró que la misma le permitiera acceder a su interior, ya que debido a la profesión que ejercía era usual que recibiera a personas del género masculino en su vivienda» y «una vez dentro, por motivos desconocidos, de manera súbita e inesperada, se abalanzó sobre ella, la golpeó fuertemente y la tiró al suelo para, posteriormente, apuñalarla de forma reiterada». El número total de heridas que sufrió la víctima ascendió hasta la cantidad de 110 localizadas en las distintas partes del cuerpo.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Comenta la noticia: